Jun 7, 2006

¿Un Tequilita? No, Gracias...


Está por salir a la venta una botella de tequila que costará ciento cincuenta mil dólares ($150.000).

(Si hace falta leer por segunda vez la anterior línea, ahora es cuando)

Para los que ya están pensado que sólo el hecho de comprar una botella -de lo que sea- a un precio con tantos ceros es además de una estupidez, una nacada (horterada, mai frends), esperen un poco: el tequila se llama Pasión Azteca.

Con tal precio y nombrecito, queda claro que a quién está enfocado este producto, es precisamente la gente que no tiene la más remota idea de lo que es el tequila.

Por supuesto que el Pasión Azteca -que suena más a una telenovela chafa- viene cargadito de valores agregados para inflar su precio (pero ¿tanto?), como lo son su botella, que está hecha de oro y platino, y que están decoradas por el artista Alejandro Gomez Oropeza (que ilustra este post).

Cabe resaltar que la botella -producto de la empresa Ley .925 contendrá un tequila ultra-premuim Ley .925 100% de agave azul con 6 años de añejamiento. Aunque en el sitio donde los venden no especifican la capacidad de la botella. Supongo que será mínimo de un litro, porque pagar ciento cincuenta mil de los verdes y para que te salgan con una ampolleta de 750ml...

Desde hace tiempo que se está propagando esta fiebre de bebidas high-end con precios, digamos, exclusivos, y por supupesto el tequila no está al margen. Claro, pero "todo con medida", como el Tequila La Certeza, que por sesenta dólares, te calienta la garganta.

El 21 de junio saldrá a la venta está edición limitada que sólo 66 estafados, digo, distinguidísimos clientes podrán saborear a sus anchas. Ya los veo tomándose el Pasión Azteca en forma de Muppets, Charros Negros, Palomas y demás variedades. Y en todo su derecho. mira que después de pagar ese dineral, que se la beban como quieran.

Como diría Pepito: "es mi gato..."

Via [Liquor Snob]

6 comments:

Anonymous said...

Pues no se que tal gran efecto tendra en España ya que acostumbramos a "tequilear" cuando la razon nos abandona para luego dar lugar a una resaca de las mas infernales. Que, un tequilita y encima de miles de euros??

petite amelie said...

Ya puede ser un téquila májico, no sé que no de resaca o algo así ;)
¡El mundo está loco!

Ángel said...

Con 16 nos preguntábamos por qué nos emborrachábamos de esa forma tan salvaje y la respuesta era muy sencilla: con 800 pesetas podías comprar una entrada de cine y pasar dos horas entretenidas o una botella de güisqui, con su Coca Cola y sus hielos y pasarlo bien toda la noche. Menos mal que no tengo 150.000 dólares.

Saludos

Adriana Degetau said...

siempre habrá un Nacif que diga "yo puedo pagarlo, es más, denme dos botellitas y un concierto de Luis Miguel".

petite amelie said...

quería decir mágico ;)
(tanto idioma y no se ni escribir en el mío propio)

Anonymous said...

A wilson que habrá ¿cuantos? x # de nacos que la compren y se la beban en las brisas junto con su vecino Luismi. Me quedo con las Brisas, ¿con Luismi? y con toooooodo el Tequila que yo quiera, pero bueno (además blanco, como mi gargata y paladar lo exigen, pues para añejados el brandy, wiski o cañac)bonito (pinche botella fea)y barato (orendain, cazadores, arete, Revolución,y hasta barato siento el herradura y el Don Julio). Salud compadre.