Jun 13, 2006

El Síndrome del Jamaicón


Desde hace mucho tiempo que busco información sobre el Jamaicón Villegas en internet, y su rastro es prácticamente nulo. Es una de esas leyendas que el tiempo y la tradición oral han ido esculpiendo al gusto del narrador, y que la propia salsa que uno le echa han convertido en una nebulosa.

Lo cierto es que hace unos días me tropecé con el Jamaicón. Tuvo que ser en las páginas de Spiegel, una revista alemana de negocios que esté mes dedica enteramente su edición internacional al fútbol, y que dedica, bajo el título de The Grass is Greener at Home un reportaje sobre el éxito (económico, claro está) del fútbol mexicano, y la consecuente renuencia de los jugadores nacionales a su propia exportación.

Obviamente, tenía que entrar en escena el ilustre Jamaicón:
The mexicans have a name for homesickness that afflicts footballers: the Jamaicón Syndrome. The defender Jose “Jamaicón” Villegas, a veteran for the 1958 and 1962 World Cups, yearned so much about his hometown of Jalisco (an above all for the taste of his mother pozole) that when the national team ventured abroad, he fell sick with disquieting regularity. Once in order to escape a trining camp he falsely claimed that his wife was ill. When he was exposed he was suspended from international duty for 12 months.
La cita es a propósito de la explicación que Germán Dehesa, wishkey en las rocas en mano, da al articulista sobre el caso específico de Cuahutémoc Blanco, a quien Dehesa achaca el haberse "borrado" durante su estancia en el Real Valladolid, para regresar a México, luego de no haberse hallado en el equipo castellano.

Si es así, es de agradecer que Ricardo Lavolpe haya descartado a Cuahutémoc, en favor de jugadores que hayan superado el Síndrome del Jamaicón, como lo demostró Oswaldo Sánchez el pasado domingo: se marcó un partidazo ante Irán, un par de días después de haber asisitido al funeral de su padre.

Tío But: ¿algo que agregar?


Actualización:
Eso sí, dígase lo que se diga, el Jamaicón esta en la IMDB!

8 comments:

EL BUT RAMÍREZ RUIZ said...

Sobrino Tio:
En varias ocasiones hge tratado de exponer qué pasa a esa mente del mexicano medio que le cuesta tanto desafanarse del terruño para volar alto, sería bueno analizar qué tienen mentes como las de Hugo Sánchez, Rafa Márquez y Javier Aguirre (este a medias pues es un error geográfico por su condición de hijo de Vascos). En mi columna de www.tirazo.com he dedicado varias notas al asunto, pero si tu me puedes decir qué es lo que pasa... será una buena contribución a esta psicoanálitica de nuestros paisanos. Por cierto, un amigo que vino a probar fortuna por estos rumbos, se regresa a Mexicalpando de las tunas aquejado por una crónica e irreversible fiebre del jamaicón. Parte de este asunto se desgranha en el libro "El Síndrome del Mexicano Enano" no recuerdo el autor, es un libro publicado en 1976 o así que narra por qué al mexicano le cuesta crecer en ambitos extranjeros... En casa tengo el libro y mañana te paso la bibliografía a detalle.

Tere said...

Yo que tu dejaba este tema, no vaya a ser que la familia se ensañe por ser la única que no dejo un tinte de "Jamaicon" en "su Roger" y te avienten un hechizo pa que empieces a sufrir y te regreses...o me lo echen a mi!

Roger said...

el que esté libre de pecado, que arroje la primer lata de chipotles!

Anonymous said...

QUe cagados son.
Gozenla. Y tu chamaca, como vas a sufrir..pus ni tantito,¿no? nunca dejas de venir. Y no lo vayas a cambiar. Y tu chamaco, pus ya te mandaré unos chipocles con todo y receta de albóndigas y un plátano macho (perdón, tengo hambre), pero creo que es prueba superada.
Me encanta hugo con todo y su léxico mixto. El tuyo simplemente lo adecuas, como tu te has adecuado, como gato que siempre cae parado. Lo duro, cuando te vas ya con todo y chamacos, mas años, mas de todo ¿no But?

Roger said...

anonymus Loperena, bien podría ser un personaje de alguna película de Ismael Rodriguez: no se si me recuerda más a la Guayaba ó la Tostada.

Anonymous said...

Clarín cornetas compadre

Roger said...

lo dicho

Anonymous said...

No he entendido nada!! pero "nuestro Roger" tranquilito en Madrid...