Mar 30, 2007

Inspiración Maradoniana


En el Bar suena una lista de 23 canciones sobre Maradona, (¡Veintitres!) lo cual me hizo recordar el Camino de San Diego y las otras películas sobre Diego que no he visto. Hago cuentas y no doy con algún otro personaje que en tan poco tiempo haya sido tal fuente de inspiración.

Esto me hizo recordar el gran artículo de Rodrigo Fresán titulado Las Tinieblas del Corazón. Futbol Argentino y Mal de Maradona, del que escamoteo este parrafito:
Dieguito, El Diego, Maradó, El Pelusa, El Pibe 10, el blasfemo que cuestiona al Papa, el ignorante que celebra a Bin-Laden, el protagonista fascinado y consciente de ese Truman Show que es su vida, es una inversión del mismo signo: los argentinos son la carne en la parrilla y Maradona los viene masticando desde hace más de dos décadas.
...que a su vez, inspiró este post, con el que aprovecho para presumir a quienes pasen por aqui, que yo fui uno de los cien mil y tantos mortales que llenamos el Estadio Azteca aquella mítica tarde de 1986, la del barrilete cósmico y la mano de Dios. Si eres argentino, ahora estás pensando que hijo de puuuta...).

4 comments:

Ángel said...

"México 86, México 86, donde se vive la emociooooón / México 86, México 86, el mundo unido por un balooooón..." O algo así, creo recordar.

Bueno, pues disto mucho de ser argentino, pero lo cierto es que me habría encantado ver uno de los momentos cumbre del fútbol moderno.

En un Campeonato del Mundo, en un estadio descomunalmente grande y contra el enemigo íntimo, marca un gol de genio y otro de hijo de puuuta.

El Mundial de México -España lo tuvo ahí- y la volea de Zidane en la final de la Copa de Europa, dos momentos álgidos del fútbol que viví fuera de España. El primero en Chile y el segundo en Australia.

Anonymous said...

¡Si, esa era la canción!

Roger said...

Efectivamente, la has clavado. No me sorprendería que pudieras dibujar a Pique de memoria.. La otra canción mítica fué la "Messico mi a-mor", que cantaban Rummenigge, y Schumacher y todos los animalazos alemanes con una cara de angelitos.

La experiencia sigue grabada pero me hubiera gustado tener un par de años mas para tener más conciencia de lo que estaba pasando.

Adriana Degetau said...

"Pues nada, entré, le hablé, me insultó y lo sedaron", dijo alguien que visitó a Maradona ahora que está internado.