Apr 2, 2007

La Tierra De Las Tortillas Antagónicas


En el remoto caso de que –estando en España- una sobremesa se torne lánguida y zozorrona y se tenga la intención de avivar los ánimos, solo hace falta lanzar el siguiente buscapiés: con aire de ingenuidad bienintencionada pregunte usted al aire si la tortilla de patatas se prepara con ó sin cebollla. Intantáneamente la mesa se partirá en dos grupos: los condimentados cebollistas, y los puristas anti–cebolla, logrando la contraposición instantánea de hermanos y de parejas de enamorados.

Las posturas serán irreconciliables, y es posible que entre más orujos se dispensen se lleguen a escuchar frases como “pues yo sí soy cebollista y todos los puristas sois unos gilipuertas” y argumentos tan contundentes como "de toda la vida" y "que-te-lo-digo-yó".

Sin embargo, al llegar la cuenta los ánimos se asentarán y es posible que hasta un purista insista en invitar a un cebollista, como si fuera su hermano, y es que tal vez lo sea.

Y bien... ¿La tortilla con o sin cebolla?

Nota del Editor: Después de años de lanzar este anzuelo sobremesero he llegado a la conclusión de que la tortilla hay que hacerla sin cebolla si se va a comer al instante y con cebolla si se la intención es que se conserve fresquita por más tiempo, y que con cebolla o sin, España es una delicia.

8 comments:

Anonymous said...

Estoy de acuerdo, es una delicia.

Anonymous said...

pues me declaro PURISTA...y diré que la auténtica o la de "toda la vida"...es SIN cebolla
Eso si...una buena tortilla (con o sin) te cambi el día

Anonymous said...

No tengo idea del deber ser de la cocina española. Me encanta con cebolla. Y sin, no le pongo peros ( o pega alguna)

Ángel said...

Como bien dice el autor, depende de la distancia entre el momento de la preparación y el de consumo. Si se va a dejar hecha para más tarde, un poco de cebolla consigue que se mantenga fresca y no se reseque.

En cualquier caso, me gustan todas. Con cebolla o sin ella, con chorizo, con pimientos o con todos estos ingredientes juntos, pero poco cuajada y sin mayonesa.

Lo que no consiento es que hagan tonterías como Ferrán Adriá y sus ansias deconstructivitas. Platos tan básicos y tan bien resueltos por la cocina tradicional es mejor dejarlos como están.

Una de las cosas que más me gustan de este mundo es apartar una poción de patatas mezcladas con el huevo antes de poner la mezcla en la sartén. Realmente bueno.

Jose Casas said...

A mi la neta la neta, me gusta como sea siempre un poco aguadita y eso si... con ketchup...

Roger said...

Jose, se te pueden lanzar a la yugular con lo que acabas de decir.

Creo que los gourmettes comentadores coinciden en que la crudeza de la misma es fundamental.

He de decir, sin embargo, que frente a mi casa hacen una con cebolla confitada y cruda, de muerte.

Ah y sin pera, por supuesto...

Roberto said...

Creo que sin o con es un plato exquisito. A mi en especial me encanta la cebolla por lo cual no puedo tirarme contra ella. Se lo incomodo que queda el aliento del que comió cebolla, pero el gusto vale la pena.

Anonymous said...

Con salsa, así, salsa, roja o verde, es una maravilla. Allá eso lo sustituyo con pimientos encima. Lo de la catsup no debe ser mala idea. Ya lo probaré, no me urge...... pero si le entraría