Jul 4, 2007

Voyeurismo Sin Límites


Me rindo ante las ventanas y la posibilidad que nos dan de hurgar un poco en la vida de los demás, aunque nos enteremos solo de esa parte mínima que se puede ver desde el edificio de enfrente.

Así que no me ha quedad más que caer rendido ante HBO-Voyeur, que aunque parece ser un promocional de algo más grande, se sostiene solo. Uno remueve las paredes de las casas y accede a las vidas cruzadas de los vecinos.

Gracias Edgar!

3 comments:

Ángel said...

El Voyeurismo, el arte de mirar sin ser visto, qué gran pasatiempo. ¿Por qué a todo el mundo le gusta escudriñar en la vida de personas anónimas?

Si un día diera una patada a una botella, saliera un genio y me concediera tres deseos, le pediría ser invisible a voluntad le perdonaría los otros dos.

Hasta que eso pase, las gafas de sol son una alternativa mucho menos ambiciosa, pero de bajo coste.

lamaladelapelicula said...

mmmmm sí, ventanas. Y vecinos tatuados que pasan mucho calor.. MMmmmm

Roger said...

En verano, el castaño que vive frente mis ventanas me jode casi toda la diversión.

Sólo me queda visible la terraza de un ático que está del otro lado de la plaza.

Muero de envidia cada que arman una cena con los amigos. Aunque la recompensa viene cuando la vecina sale a hablar por teléfono en bragas, cualquier sábado en la mañana.