Jun 13, 2007

Nuevas Disposiciones Para Ingreso De Turistas Mexicanos A España


Ya que estoy en modo anunciador, aqui otra del consulado, solo que un poco más seria, y que deja en claro que en cuestiones migratorias, el gobierno español está empezando a tomar mediadas serias, aunque no se si tan eficaces:

"Las autoridades españolas han adoptado nuevas medidas para el ingreso de ciudadanos extranjeros de países que no formen parte de la Unión Europea en su territorio, lo cual incluye a los mexicanos que desean viajar a España.

A partir del 12 de mayo de 2007, los oficiales de migración españoles podrán solicitar la presentación de 513 euros en efectivo, así como cheques certificados, cheques de viajero o tarjetas de crédito que deberán ir acompañadas del extracto de la cuenta bancaria (las autoridades españolas señalan que no admitirán extractos de internet) que acrediten la cantidad disponible de crédito de la tarjeta o cuenta bancaria.
Asimismo, desde el 10 de junio de 2007, los agentes migratorios podrán solicitar a los nacionales mexicanos comprobar sus reservaciones de hotel o bien, la presentación de una carta de invitación expedida por el familiar o amigo que le proporcionará hospedaje en los términos contenidos en la orden emitida sobre el particular por el Ministerio de la Presidencia y que pueden ser consultados en este vínculo.
El Consulado General de México en Barcelona recomienda a los mexicanos que viajen a España tener en cuenta estos criterios, además de acreditar sus vuelos de ingreso y salida y contar siempre con un pasaporte mexicano vigente durante toda su estancia en territorio español.

Se les recuerda que para ingresar en España con cualquier otra característica migratoria es necesario tramitar un visado previo ante el Consulado de España en México.-


¿Creen que esta sea una medida efectiva, o más bien intimidatoria?

Como dicen por aqui, pues nada...

7 comments:

Ángel said...

Es evidente que la inmigración ilegal es un problema delicado, pero no creo que México sea un de los focos de ésta. Lo que pasa es que no pueden discriminar a mexicanos frente a ecuatorianos, por ejemplo.

En cualquier caso, no se le pueden poner barreras al campo ni a la necesidad o al hambre y, como se dice por aquí, hecha la ley hecha la trampa.

Sólo me parecería correcto si también exigen estos requisitos a los turistas americanos, noruegos o japoneses. O si piden las mismas garantías a los sudamericanos rubios, pelirrojos y blancos que a los 'indígenas'.

zordor said...

Pues a mi me parecen tristisimas las fronteras, las sufro todos los dias, mi novia es japonesa y cada dia tengo problemas derivados de ello.

Que sepas Angel que los turistas japoneses tambien tienen restricciones, ok menos... pero las tienen... el tema es que se suelen finar menos, sencillamente porque el nivel de inmigracion desde ese pais es mucho menor hace que sea mucho mas improbable que esa persona vaya a convertirse en inmigrante ilegal.

De cualquier modo, repito, las fronteras apestan!

ella y su orgía said...

Pero, ¿tú crees que España es objeto del deseo de tus compatriotas? No sé, yo en todos los años que llevo en Madrid me he cruzado con pocos mexicanos, y en cambio con muchísimos ecuatorianos, colombianos, argentinos...

Besos orgiásticos.

Roger said...

España es un destino más bien turístico para los viajeros mexicanos.

No se van a encontrar mexicanos en unas obras, sino más bien en un restaurante de alcurnia o en una discoteca pija, pero de cualquier manera si se imponen restricciones para países latinoamericanos, los midan con la misma vara.

Al final del todo es eso, las fronteras apestan.

ella y su orgía said...

Roger, yo, en cierto sentido, también soy inmigrante dentro de mi propio país. Vivo en la ciudad que he elegido como mi lugar en el mundo, y me alegro de no haberme encontrado una frontera que saltar.
Estamos en el mismo bando, por si mi anterior comentario hubiera dado lugar a equívocos.

Un beso y buen viaje.

gabriel said...

Ya era hora. Me parece muy bien

gabriel said...

Lo lamentable es que no permitan extractos bancarios de internet. Eso es una incomodidad.