Dec 1, 2007

Hábleme Claro


El programa de radio Red Babel ejemplifica perfectamente el anacronismo de la radio en España, y es que como su nombre lo indica, habla de la red y sus alrededores, y suele tener como invitados a bloggers de todo tipo. El programa se emite los sábados de 10 a 12, y si, desde que soy un declarado abuelo que ya no trasnocha lo que antes, suelo escucharlo muy seguido.

El formato del programa, es como suelen dictar los cánones españoles: se pone una canción cuya letra venga a cuento y que se va alternando con las sentencias de un locutor, que entra de tajo y siempre acompañado con un bajón del volumen de la pista, por lo que ni deja escuchar la canción, para entonces entrar en un dialogo, debidamente sazonado por estos altibajos en el volumen de las canciones de fondo con los invitados.

Red Babel es dirigido por Juan Pablo Silvestre, "La Boa", toda una eminencia en la radio de este país, y con quien pude comentar esto mismo la noche en que lo conocí, alrededor de unos vinos en la Plaza Mayor de Madrid, y arropados por Ana Romero Sire y Jose Antonio Gelado.

En la emisión de hoy sábado (que escucho mientras escribo esto) sucedió un accidente que deja en claro lo que quiero decir: como el programa iba de mujeres y blogs (invitadísimas Gina y La Mala) se conectó via telefónica con Maria Amelia, "la abuela de los blogs", quien para desgracia no estaba en su casa de Muxia, sino en una calle ruidosa del centro de Santiago de Compostela. Silvestre comenzó a hacerle preguntas en el tono de su personaje radiofónico, voz cavernosa y palabras rebuscadas, a lo que Maria Amelia le pedía, repetidamente "¡Hábleme claro!" lo cual implicaba que el locutor se tenía que quitar el mono de locutor y usar el tono necesario para que lo entendiera una señora de 95 años mareada por tanto coche, es decir un lenguaje directo, cercano y sin reverb. Como el de los blogs.

El abismo entre un código y otro era tan grande que la Silvestre optó por dejar la entrevista para mejor ocasión, y fué entonces cuando María Amelia se soltó a hablar con la claridad de una anciana gallega, y contó en medio minuto su experiencia de un año de blogger, cómo lo hace, quién la lee, y cómo sus lectores le hacen la compañía que necesita. ¿Más claro?

¿Que opinará Pacuneitor al respecto?

5 comments:

Arturo J. Paniagua said...

Siempre lo he dicho, la radio de este país se quedó ancladísima en los 80. El sube-baja de fondo con el locutor encima es propio de una radio de barrio de Latinoamérica, donde la producción radiofónica, la creatividad y el speech de los locutores, está a años luz de la radio española.

Y los podcasts más de lo mismo. Son pocos los que se valen de una buena producción, y todavía menos los que la combinan con una buena creatividad y contenidos.

Mejor me callo, porque es un tema que me quema mucho. Y sí, que hablen claro... y las locutoras que dejen su eterno orgasmo.

¿Qué opinará Pacuneitor de todo esto? :P Bah, mejor le dejamos, que debe estar excitado a estas horas todavía.

Un abrazo!

pacunar said...

Pues honestamente si es algo interesante e irónico, por lo que comenta Roger y Arturo, pues aunque no este metido mucho en el área de comunicación, existen radios y programas de altísima calidad en Guatemala, que le dan tres vueltas a algunos que he escuchado aquí, razón por la cual dejé de escuchar la radio. Lo irónico del caso es que el tema de podcasts en mi país no está desarrollado, ni siquiera planeado, y entre la calidad de esos programas, y la difusión e importancia que se le da en España, creo que saldría algo muuy bueno.

Segundo tema, y a pesar de que siempre se me tacha de ligador que solo le gustan las mujeres bloggeras :P, volvemos a caer un poco a lo mismo... me gusta que se hable de mujeres que se meten a un territorio mayormente masculino, y que lo hagan MUY bien! Obviando claramente los pesados que lo único que piensan es "está muy guapa" (para arriba), pienso que la calidad que tiene la mala al escribir y expresarse, y Gina al comunicar, es innegable, y POR ESO es que soy muy fan de ambas...

Aclarado esto, jejeje... pues lástimosamente por azares del destino y situaciones fuera de mi control (léase nos tomamos unas cañas y me dormí hasta las 7am :S), puse un despertador que seguramente seguía de resaca y no sonó o no lo oí, así que me perdí el programa :(, por lo que me tocará esperar algun diferido.

saludos!

Gina said...

Aixxx... pablo... que majo eres!

Yo intento comunicar, y si lo consigo he triunfado. Solo intento hacer bien mi trabajo :)

lamaladelapelicula said...

Toda la razón con el post. Se me hizo un momento un poco incómodo ese en el que no lograban la comunicación. Fue la propia Maria la que lo solucionó todo de la manera más increíble y emocionante que he escuchado en años.

Ha sido todo un privilegio escuchar a esta mujer, su historia, sus palabras... Brutal. Y sí, nos ha servido para darnos cuenta de unas pocas cosas que mencionas.

Respecto a Pablo... :) Así que te lo has perdido eh?... ;)

Roger said...

Cierto, y fué tan divertido como emotivo el momento aquel en que María Amelia se puso a lo suyo.

Supongo que la grabación se podrá conseguir para que Pablo escuche de lo que se ha perdido.